Sopa de tomate casera

Ingredientes:

  •  500 gramos de tomates (Te recomendamos que uses tomates bien maduros, que tengan bastante jugo)
  • ½ cebolla
  • 1 diente de ajo
  •  ½ pimiento
  •  1 hoja de laurel
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

 

Preparación:

  1. Llena una olla con agua y pon los tomates a hervir por 1 minuto, sácalos y mételos en agua fría. Con esto vas a poder quitarles la piel fácilmente.
  2. Una vez sin piel, pica los tomates en cubos pequeños y reserva.
  3.  Pica la cebolla, pimiento y ajo muy pequeños y sofríelos en una sartén con aceite de oliva. Cocínalos hasta que la cebolla y el ajo se doren, pero cuidando que no se te vayan a quemar.
  4.  Añade los tomates picados, la hoja de laurel, y una pizca de sal y pimienta. Agrega 2 vasos de agua o, si lo prefieres, puedes usar caldo de verduras natural.
  5.  Baja el fuego a la mitad y deja que hierva durante 30 minutos. Revuelve de vez en cuando y revisa que esté bien de sal.
  6. Transcurrido este tiempo puedes hacer 2 cosas: dejar la sopa de tomate tal como está, con trozos de la verdura, o licuarla. Si decides licuarla quítale primero la hoja de laurel.
  7.  Una vez licuada, ya tendrás lista tu deliciosa y fácil sopa de tomate.

 

“El Tomate es un antioxidante muy potente por su alto contenido en licopeno, sustancia que le da ese color rojo tan característico y es muy beneficioso para retrasar el envejecimiento. Además es rico en vitamina A y C, importantísimas para prevenir infecciones y reforzar el sistema inmune. El licopeno intensifica su potencial antioxidante en comparación con el tomate no procesado (crudo). Por ello, te dejamos una receta ideal para esta época del año sabrosa y muy nutritiva”.

 

Crema de zapallo, zanahoria y jengibre

Ingredientes:

  • 2 tazas de zapallo
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebollín
  • 1 cucharadita de jengibre fresco
  • 1 pizca de cúrcuma fresca
  • 1 pizca de sal

 

Preparación:

  1. Hacer un sofrito con los ajos enteros, el cebollín cortado en juliana y las zanahorias peladas y cortadas. Cocinar durante 4 minutos.
  2. Agregar el zapallo pelado y cortado en trozos no muy grandes. Poner sal y pimienta negra molida y dejar que se cocine durante 4 minutos más.
  3. A continuación añadir el jengibre fresco rallado y la cúrcuma. El jengibre le dará un toque picante suave y muy aromático.
  4. Mover bien todos los ingredientes y cubrir con agua o caldo de vegetales. Deja cocer durante 20 minutos a fuego medio, hasta que el zapallo y la zanahoria estén tiernos.
  5. Antes de batir la crema de zapallo y zanahoria, se quitan los ajos y se bate bien hasta que no quede ningún grumo. Si queda demasiado espesa, se puede añadir un poco más de agua. Si es necesario rectifica con sal.
  6. A la hora de servir, se pueden agregar un poco de sésamo negro y sésamo tostado por encima.

 

” El zapallo y la zanahoria son una fuente natural de vitamina E y C, contienen betacaroteno con propiedades antioxidantes que protegen el organismo contra los radicales libres, el envejecimiento  y aumentan las defensas del organismo de forma natural”.

 

Sopa de arvejas y menta

Ingredientes:

  •  1 cebolla mediana, cortada en cubitos
  •  2 tazas de arvejitas congeladas
  •  Un puñado generoso de menta, lavado y con tallo
  •   5 – 6 tazas de caldo de verduras
  •  2 cucharadas de aceite, de preferencia: ghee o coco
  •   Sal de mar y pimienta

 

Preparación:

  1. En una olla mediana calienta el aceite. Agrega la cebolla y cocina hasta que esté transparente y comience a dorarse, luego agrega las arvejitas.
  2. Cocina hasta que las arvejitas estén de color verde brillante, luego agregue el caldo de verduras y cocina durante dos minutos más (no cocines en exceso o el sabor y el color no serán tan brillantes).
  3. Retira del fuego y deja enfriar por un momento antes de arrojarlo todo en una licuadora con las hojas de menta y mezclar hasta que quede suave. Añadir sal y pimienta a gusto. Puedes servir esto caliente o frío, es igual de bueno.

 

“las arvejas contienen proteína y son buena fuente de fibra dietética y su aporte nutricional y/o vitamínico ayuda a combatir el estrés, el envejecimiento la fatiga y depresión”. 

 

Sopa detox

Ingredientes:

  • 3 cebollas medianas o 2 grandes, peladas y picadas
  • 1 zapallo italiano lavado y picado
  • 10 hojas de kale picadas
  •  1 cabeza de brócoli picada (genial incluir el tallo)
  •  4 tazas de caldo de verduras
  •  1 cabeza de ajo picado
  • ½ taza de cilantro fresco
  •  ½ taza de perejil
  • Jugo de 1 limón
  •  3 cucharadas de aceite de coco
  •  1/4 cucharadita de sal marina

 

Preparación:

  1.  En una olla grande, calienta el aceite de coco a fuego medio-alto hasta que esté tibio.
  2. Agregar las cebollas y cocina durante 5 minutos, revolviendo ocasionalmente.
  3. Agrega el zapallo italiano, el kale y el brócoli y cocina por 5 minutos adicionales.
  4. Verter en caldo de verduras y llevar a ebullición, luego reducir el fuego a fuego lento y cocinar a fuego lento, tapado, durante 15-20 minutos o hasta que el brócoli se pueda cortar fácilmente con un tenedor. Apaga el fuego y agrega el ajo, luego déjalo enfriar, sin cubrir, por 15 minutos.
  5. Trabajando en tandas si es necesario, mezcle con cilantro, perejil, limón y sal marina hasta que quede muy suave. Para 4 personas.

 

“Esta sopa détox tiene algunos de los miembros más poderosos de la familia crucífera: kale y el brócoli, los cuales aumentan la cantidad de glucosinolato en su sistema. El glucosinolato ayuda a acelerar las funciones del hígado, el órgano responsable del procesamiento de todos los brindis y comidas azucaradas. Tiene cilantro y perejil crudos para contar con abundancia de enzimas que ayudarán a la digestión. además la clorofila contenida en ellos es rica en quelantes, los cuales limpian la sangre. El ajo, que se deja en su mayor parte crudo, es uno de los refuerzos inmunológicos más poderosos del planeta, con propiedades antibacterianas y antivirales. Los limones también ayudan a la función hepática y junto con la gran cantidad de fibra presente en esta sopa logras además que tracto digestivo se mueva”.

 

Sopa de Berenjenas

Ingredientes: (para 4 personas)

  • 400 g de berenjenas
  • 4 dientes de ajo picados
  • 1 cebolla picada
  • 2 tallos de apio
  • 1 litro de caldo de pollo
  • El zumo de medio limón
  • Media cucharadita de orégano
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta
  • Opcional semillas de maravilla y un poco de cebollín picado

 

Preparación:

  1. Colocar las berenjenas en una fuente apta para horno, rociar con un poco de aceite de oliva y además esparcir ajo picado para dar sabor. Llevar al horno por 30 minutos  o hasta que se doren y luego reservar.
  2. Mientras tanto  cortar la cebolla, los ajos y el apio en trocitos y añadir aceite de oliva virgen a una sartén. Sofreír primero la cebolla unos tres minutos, luego añadir los ajos y sofreír dos minutos más.   Agregar el orégano y el zumo de limón. Tapar y cocinar cinco minutos a fuego suave.
  3. A continuación calentar el caldo de pollo, en un recipiente apto para la batidora. Agregar las berenjenas y el resto de las verduras. Añadir un vaso de caldo a las verduras y triturar con la batidora. A continuación añadir más caldo hasta lograr una crema fina.
  4. Servir con semillas de maravilla, añadir aceite de oliva y espolvorear un poco de cebollín picado.

 

“La berenjena es un alimento ideal para dietas ya que tiene pocas calorías, es diurética y nos ayuda a eliminar toxinas. Además, tiene un alto poder saciante”.