Varios estudios han demostrado que el arándano evita que la bacteria E. Coli, que comúnmente causa infecciones urinarias, se adhiera a la pared de la vejiga, disminuyendo la capacidad de esta bacteria.
Es beneficioso cuando se experimentan infecciones urinarias recurrentes, especialmente en mujeres, ya que reduce significativamente la cantidad de bacterias en la vejiga, por lo que resulta un excelente preventivo de infecciones urinarias.
Se debe beber un vaso de 200 ml de jugo puro de arándanos tres veces al día; sólo si es jugo puro es eficaz, no sirven los sucedáneos o jugos envasados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *